domingo, 8 de junio de 2008

Marcha ciclonudista 2008 - Justicia en las calles



Como no, fieles a la cita por segundo año consecutivo. Ayer, sábado 7 de Junio, se celebró La Marcha ciclonudista tanto en Valladolid, como en otras ciudades españolas; La Coruña, Barcelona, Madrid, Murcia, Santander, Valladolid, Valencia y Zaragoza.

Este fin de semana ha venido cargado de iniciativas en pro del uso de la bicicleta. El viernes, como todos los primeros viernes de cada mes, un movimiento de un centenar de ciclistas, denominado la masa crítica recorrieron el centro de Valladolid. Ayer, la Marcha ciclonudista y hoy el día de la Bici. Todas estas acciones no deben caer en el olvido y deben impulsar a que el ayuntamiento haga un esfuerzo significativo en las calles para que los ciclistas tengas un carril para circular. Un carril continuado y presente con distintas rutas en la ciudad y no con pequeños tramos inconexos que el ayuntamiento ha utilizado más como medida mediática que como medida inteligente y útil de posibilitar a los ciclistas una vía adecuada.

El motivo que nos movió recorrer desnudos las calles vallisoletanas viene perfectamente desarrollado en la web www.ciclonudista.es . Me permite transcribirlo:

"DESNUDOS ANTE EL TRÁFICO, JUSTICIA EN LAS CALLES"

Justicia en las calles, esto es lo que demandamos con firme convicción y muy en serio, pero a la vez con simpatía, pasando un buen rato. Los coches nos imponen su ley: velocidad, prepotencia, "malos humos" y violencia. Por eso al desplazarnos en bicicleta cada día por la ciudad convertimos nuestra movilidad en un acto de desobediencia cotidiano. Si además, nos manifestamos en bicicleta y desnudos convertimos la desobediencia en una protesta ejemplar.

Denunciamos que nuestras calles han sido secuestradas por el coche privado que colapsa las ciudades degenerándolas en lugares hostiles y peligrosos. El coche mata y su impunidad nos escandaliza. Demasiados intereses de multinacionales belicistas del petróleo y del automóvil están en juego si esto se cuestiona.
Proponemos un modelo de ciudad donde las personas recuperen su espacio, donde se reduzcan las necesidades de desplazamiento y se apueste por el peatón (que somos todos) y por los medios de transporte menos contaminantes y más eficaces.

¿Por qué en bicicleta? La bicicleta es un medio de transporte urbano solvente, saludable, ecológico y divertido. Es un icono, un símbolo de libertad y un instrumento práctico de transformación social. No paga tributos, no gasta petróleo, no colabora con el desarrollismo destructor ni con la guerra global.

¿Por qué desnudas? Porque nos sentimos desnudos ante el tráfico por la falta de respeto de los conductores y la desidia de los gobernantes. Con la desnudez hacemos visible la fragilidad de nuestras "carrocerías" (nuestro propio cuerpo). Además, mostramos nuestro cuerpo con naturalidad, rompiendo el pudor, desmontando tabúes respecto a nuestro físico impuestos por la moda y la avaricia de la industria transnacional textil. En definitiva, nos enfrentamos al tráfico urbano con el cuerpo desnudo sobre la bicicleta como la mejor forma de defender nuestra dignidad y de vivir la lucha social.

5 comentarios:

cLa dijo...

jajajajajajaja
Estais exos unos mindurris!!!!
cuerpos fofossss
jajajaja
pero oye!!! mu bien!!!
desnudos ante tal injusticiA!!
mecai!!! y yo sin saber q era la marcha ciclonudista...!!! me habria pasado...




para ver el percal eh???
XD

Borja Santos Porras dijo...

Fofos dice...
Clarita, ¡¡Había un percal impresionante chiquilla!!
A ver si nos atrevemos para la próxima ;)

javiersanz dijo...

Ahí, protestando como debe de ser, con un par... nunca mejor dicho.
Bien hecho.

enthusiastic dijo...

BORJA: veo qu ehas tenido criterio a la ahora de hacer el slide! Agradecido estoy :)

CLA: Siento que las fotos no tengan la resolución necesaria para apreciar los preciosos cuerpos esculturales que tenemos... Te hubieran gustado XD

Belcebú dijo...

Vamos ahi esos ciclonudistas! Lástima no haberos acompañado apretando el culeteee y dando al pedal..
Viva la bici y el exhibicionismo reivindicativo (joe, vaya dos palabros!)